miércoles, 14 de octubre de 2009

LA PIEL MASCULINA TAMBIEN PASA FACTURA.

ARRUGAS, A LAS MUJERES NOS LLEGAN ANTES, PERO CUANDO LLEGAN AL HOMBRE SON MÁS INTENSAS.
A PARTIR DE LOS 50 LA PIEL MASCULINA PASA FACTURA!!!


En el hombre, la piel es más espesa y, por tanto, más resistente;
mejor protegida por las secreciones sebáceas.
Lo que en la mujer es progresivo, en el hombre es repentino.
Las arrugas se forman más bruscamente y, debido al espesor de la piel,
son más marcadas.





Otro factor a tener en cuenta es el color de la piel, debo decirles queridos Amigos que la piel negra envejece menos o mas tarde que la piel blanca o mas clara.
















Determinados factores, como las exposiciones a los rayos UVA UVB, y un ritmo
de trabajo intenso, aceleran este proceso.
Este descenso de las funciones normales de la piel acelera su deshidratación y debilita su poder de regeneración, dejándola más vulnerable ante todas las agresiones que sufre cotidianamente.
Las estructuras fibrilares de la epidermis masculina son más resistentes antes de los treinta años, pero sufren una caída espectacular hasta los cincuenta años. 
La piel se hace entonces más vulnerable al estrés, a la fatiga, al agotamiento, ya que sus cualidades biomecánicas disminuyen.
La piel masculina, y no la femenina, sufre, además, un problema de irritación y de exfoliación debido al afeitado diario. Esta agresión continua acelera la deshidratación de la piel, dejándola sin protección y expuesta a las demás agresiones que ha de sufrir durante el día.
Mientras que la piel del hombre envejece brutalmente, la de la mujer se degrada progresivamente. La mujer, al tener una piel más fina, y generalmente seca, durante los primeros treinta años de su vida, sufre problemas de deshidratación y de esbozo de las primeras arrugas. 
Después, de los treinta a los cuarenta y cinco, poco a poco, aparecen.
Por todo lo dicho anteriormente es que propongo el cuidado de la piel con los tratamientos necesarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada